martes, diciembre 11, 2012

far behind


Me muero, pero despacito.


Quiero escribirlo todo,
todo en cientos de etiquetas.
Estudiar y analizar mis movimientos,
dejarme medir por expertos
y que me entreguen complejos resultados,exactos.

Será entonces que podré saber si he cambiado,
comparando mis vidas;
la variación menos el promedio.

la dulce amargura de las certezas
cae de su propia peso,
que desabrida resulta una verdad.

Procastrinar enceguecido ante el mismo show
devano sesos por puro devanar
y el ovillo mas se enreda, sin parar sin parar...

jueves, diciembre 18, 2008

Dulce condena

Nublado por la densa oscuridad de la noche me entrego por completo a las letras, por que de otra forma, jamas podría quedar plasmada la absurda situación ante la cual me encuentro. Escucho entonces el silencio y dejo que mi mente se adapte al cambio de paradigma, olvidando que alguna vez vió para poder reconocer sonidos que jamás ha escuchado, hablando sin decir nada, o hablándose a si mismo al leer las palabras que en el techo de la pieza se comenzaban a formar.
Es de noche, ya lo dije, pero me reitero mi realidad por que la siento como una camisa de fuerza, no se bien que horas son, pero siento que ya es tarde al menos un poco tarde… quizás el momento más divertido de la noche, cuando la rumba ya ha dado paso a alguna conquista, y aun falta tanto para cerrar, pero aún falta mucha rumba para que te echen a patadas, o a punta de cuentas de cobro, que quizás duele un poco menos pero te jode igual.
Una casa extraña, una cama diferente, cuarto compartido, mucho frio, mucho… y ante mis ojos se pierde la memoria y la razón se difumina entre los mil y un momentos que bombardean mi alma con la fuerza da la familia y el amor. Brochazos completos de mi propia vida se plasman ante mis ojos sin previo aviso, al doblar una equina, al oir un reclamo, al morir un poco en la mañana, al no poder decir adiós.

Un café negro y dulce que se calienta en la pequeña estufa me recuerda cuan temprano es, las llamas azulverdosas de la estufa iluminan aún un pedazo de pared en la oscuridad del amanecer, pero esto cambia en cuestion de diez minutos, no alcanzo a terminar mi cigarro y ya la luz diafana se abre paso entre la lechosa niebla que cubre la pradera. Quisiera volver a la cama, aún esta caliente seguramente, pero es imposible, ya vienen por mi.

miércoles, enero 31, 2007

Jugando a ser grande

Cuando es que adquirimos responsabilidades? cuando es que nos volvemos algo que no sabemos como definir... adulto? o mas bien viejo de una vez?. Las mañanas cada vez mas cortas y certeras y los anocheceres cada vez mas melancolicos y sombrios...

La vida en manos de tus manos, en ojos de tus ojos, tan limitada y abierta como las propias taras que nos asechan, y en medio de todo vos llamando a gritos del otro lado del mar...

Quiero entrar en el juego, dormir un rato y luego jugar de nuevo. Quiero hacer nuevas reglas, lanzar la baraja y fumar mientras llueva, quiero partir de mis calles, para verlas de lejos, para verlas distantes... para no verlas y quererlas ver de nuevo, para simplemente querer lo que tengo.

miércoles, enero 24, 2007

Las cosas son como las cosas...



"las cosas son como las cosas", dice un libro que me leí hace poco, y aunque es reiterativa redundancia, la fatal certeza de no poder revatir tan obvia sentencia hace de ella misma una verdad que no vale la pena decir de lo obvia que es, entonces para que decirla?...
Un año largo ha pasado, y finalmente la vida da el espacio de volver a esta ventana criptica para decirle a nadie que nada tengo que decir, pero que quiero contarlo todo...
"Las cosas son como las cosas", dice Ignacio Escobar en Sin Remedio de Antonio Caballero y me recuerda todos esos momentos cuando uno sabe que esperar de la vida, bueno o malo, pero simplemente inequivoco. O cuando conoce uno gente que tiene una extraña e intrincada relación con uno, y termina siendo la mejor amiga del tio que crio al hijo de tu cuñado y zaz! parece que fueramos tan pocos y el mundo tan chiquito... - ala, es que el mundo es un pañuelo mija!!-. O tal vez comenta uno una pelicula que no ve hace siglos y de la cual te acordaste por que alguien más te lo sugirio... y preciso, cámbias el canal y zaaazz!!! ahi esta!! juemadre, y como por arte de magia si uno no la empezo a ver desde el principio preciso la pilla uno en la escena donde la pillo la primera vez...
Las cosas son como las cosas, todas las cosas es la misma cosa... y solo pueden sero lo que son... pero aveces son precisamente lo que uno necesita y bueno, se hacen memorias infinitas que rompen con todo lo redundante y simplemente, por ser lo que son... son inmortales.

Esta navidad volvimos a vernos quienes no nos juntabamos desde hace años, siempre faltaba alguno pero esta vez no, pero esta vez se iba uno... En honor a la junta del barrio, mi barrio, motivo de inspiraciónd e este blog, retomo hoy con ahinco esta tarea para no abandonar el empeño de escribir memorias por aquellos que las protagonizan...

Giovany, Sidney, David, Hector buen viento y buena mar... en especial a vos Fonseca, Dios lo bendiga en ese viaje...

Las Cuarenta


Con el pucho de la vida
apretado entre los labios,
la mirada turbia y fria,
un poco lento al andar,
Doblo la esquina del barrio
curda ya de recuerdos,
como volcando un veneno,
esto se le oyo acusar:


Vieja calle de mi barrio
donde he dado el primer paso,
vuelvo a vos, gastado el mazo
en inutil barajar.
Con una llaga en el pecho,
con mi sueño hecho pedazos,
que se rompio en un abrazo
que me diera la verdad.


Aprendí todo lo bueno,
aprendí todo lo malo,
se del beso que se compra,
se del beso que se da.
Del amigo que es amigo,
siempre y cuando le convenga,
y se que con mucha plata
uno vale mucho mas.


Aprendí que en esta vida
hay que llorar si otros lloran
y si la murga se rie
Ja! uno se debe reir;
no pensar ni equivocado,
para que, si igual se vive...
Y, ademas, corres el riesgo
que te bauticen gil.


La vez que quise ser bueno
en la cara se me rieron,
cuando grite una injusticia
la fuerza me hizo callar.
La experiencia fue mi amante,
el desengaño mi amigo...
Toda carta tiene contra
y toda contra se da.
Hoy no creo ni en mi mismo,
todo es grupo, todo es falso,
y aquel, el que esta más alto
es igual a los demas...
Por eso no ha de extrañarte
si alguna noche borracho,
me vieras pasar del brazo
con quien no debo pasar
Aprendí...


Y bueno, ahi quedamos, a ver como nos ponemos al dia con esto, como siempre... ahi nospi.


jueves, setiembre 15, 2005

Y la luz se hizo...




Cualquier barrio del mundo tiene una esquina preferida por los vecinos, por los parches, por la movida... una esquina donde se encuentra el combo sin necesidad de ponerse cita, una esquina por la cual hay que pasar al volver si es que se lleva tiempo por fuera...
Esa esquina está usualmente acompañada de una tienda, todos se saben el nombre del tendero o tendera pero se inciste en llamarlo "vecino"... - Hey vecino, una fria pa´la sed! -, si la confianza ya es mucha incluso uno mismo va y se la destapa - me la anota vecino, el lunes sin falta -. En estos aposentos ni el dinero es problema y sin mas ni mas uno se va acomodando a ver pasar la vida en en dindel de la puerta.
Por la calle pasan zoologicos completos, extraños conocidos, de esos personajes que uno ha visto siempre, desde que iba a la teinda a comprar la leche, cien pesos en pan de a veinte y un paquete de gudiz si alcanzaba con las vueltas. Y claro, tambien pasan los parceros, los compadres que salen por un paquete de cigarros y vuelven a la casa dos dias despues - ...es que me encontre con el "caliche" y como le decia que no...-
Esas esquinas, esas tiendas y esos parceros conflagran con el tiempo, el dinero y la vida para crear historias inmarcesibles, increibles e innombrables en muchos casos, viajes a melgar sin ni pa los peajes, rumbas callejeras que terminan en tropel, jarteras eternas llorando penas, partidos improvisados en la calle con el parche de "la otra esquina" y por supuesto amores, infinidad de amores, algunos de una noche, pero ciertamente...otros de toda una vida.
Este sitio quiere convertirse en esa esquina, en esa tienda, en ese dindel virtual desde donde pararse a ver pasar la vida, nada mas...Como un inicio de algo que no se como carajos va a terminar, me gustaria que escribieran sobre esos espacios, donde estaban, como se llamaban, existen aún, y el "vecino"...alguna vez le supo el nombre?, que les paso, con quien y cuando. Pero no solo en esas esquinas, todos tenemos lugares magicos, de la rumba, de la calle, un parque bakan pa un caneco de guaro, un bar que no cierra, una taberna-pizzeria (les suena DOMO?¡) donde una mesera rebuena lo trasnochaba o yo que se...les propongo que hablemos de nuestras memorias y que...para que no se olviden, nos contemos nuestras vidas para vivir asi no una, sino todo un colectivo de vidas...

Para los que se peguen, bienvenidos, como siempre....EL VATO.

PD: y recuerden...hoy no fio...pero mañana si!